MONEDA DE ORO #36

$10.75
El gesto de generosidad y solidario de Marta, que consigue convencer a sus amigos, prueba que tiene un corazón muy grande. Marta estaba preocupada por sus vecinos, los señores Ramírez, porque había oído decir que se habían quedado sin trabajo y ella los quería mucho. Un día que iba con sus amigas Tonia y Pepa se encontró un objeto dorado en el suelo: ¡era una moneda de oro! Estuvieron dudando qué hacer: ¿venderla a un joyero y comprar chucherías? O mejor todavía: ¿no habría una familia necesitada como los Ramírez a quienes les vendría muy bien? Iba a ser una moneda de oro muy especial.